ACCIÓN CASTEX

ACCIÓN CASTEX

Nota Revista Mercado

Emprendimientos para la clase media

Morgan Stanley estima un mercado potencial para venta de vivienda en el país, de 426.000 anuales en promedio por la próxima década. Esto es más del doble de lo que se ha construido en los últimos años.

Bajo este auspicioso pronostico, Castex esta re- entrando con fuerza el mercado de emprendimientos en la Capital Federal.

Los padres de Esteban Edelstein Pernice comenzaron con Castex en 1970, vendiendo edificios en Capital Federal. Hoy en día la empresa es una de las líderes en el mercado suburbano, preocupada por innovar en propuestas de servicio y productos.

En esta última Versión del ranking inmobiliario y de la construcción, lograron el puesto número uno en la categoría Bróker de Barrios Privados-Country. Edelstein Pernice Director de nuevos emprendimientos, explica porque.

¿Cuál es su opinión- el principal valor agregado que lo distingue de la competencia y que lo hace merecedor del puesto número uno?
- Los Clientes valoran los muy buenos emprendimientos que vendemos y a nuestro excelente equipos de gente. Desde el lado del desarrollista, contamos con una experiencia única en venta y marketing de emprendimientos inmobiliarios. También nos involucramos desde el inicio para definir mejor el producto posible para cada momento. Nuestros mayores logros son tener una clientela que nos recomienda a sus familiares y amigos.

¿Qué tipo de emprendimientos nuevos están surgiendo en la Argentina?
- Creo que van a ir surgiendo con mayor intensidad emprendimientos orientados a la clase media, en los cuales la propuesta comercial incluya una financiación bancaria a 240 o 360 meses. También veo que va a crecer la demanda de casas terminadas. Esto ya lo hemos notado en el 2017. Los clientes necesitan la solución de vivienda, y ahora con crédito, van a poder acceder a la solución completa en un solo paso.

¿Piensa que ha cambiado el perfil de los inversores en real estate?
- Hoy coexisten dos modelos de negocio, con características particulares y distintivas. El primero está orientado a inversiones que aportan la financiación., comprando unidades que pagan durante el tiempo que dura la construcción. El extremo de este modelo son los emprendimientos al coto, donde la figura del desarrollista es, en realidad, un gestor del negocio que no asume ningún riesgo. En ese modelo todos los emprendimientos se dirigen a un segmento, conformado por entre 5% y 10% de los argentinos con mayores ingresos. Las ventas se realizan sin crédito, y la mayor cantidad de oferta está representada por departamentos chicos, de uno y dos dormitorios máximos. El segundo modelo, nuevo y aún incipiente, es completamente distinto y, debido a la aparición del crédito, tiene como comprador a un consumidor. Este hecho es refundacional para nuestra industria y es la mejor noticia en el mercado en más de una década.

¿En qué cambia el negocio con este nuevo comprador?
- Ese comprador no es un inversor, sino que es, por ejemplo, una familia que puede comprar un apartamento de dos o tres dormitorios, pero un puede pagar la totalidad del valor durante la construcción. A lo sumo puede pagar, con sus ahorros, entre 20% y 50% del valor, y el resto lo paga con un crédito hipotecario. La diferencia está, entonces, en que el desarrollista tiene que financiarle de otra manera: capital propio, inversiones de capital, préstamos; además de un porcentaje (menor) de preventas. Este modelo hoy todavía es teórico, pero creo que el negocio se va a parecer cada vez más a esto.

Se dice que el aumento del crédito inmobiliario para la clase media ha mejorado al sector. ¿Es así en la práctica?
- Sin duda el sector ha mejorado muchísimo para aquellas personas que han podido acceder a una vivienda. Como hoy el crédito hipotecario está exclusivamente orientado a viviendas usadas con escritura, ha mejorado también el negocio de las inmobiliarias.

El crédito, salvo algunas excepciones, no está contribuyendo a generar nuevas construcciones. Hoy no se puede vender con crédito un edificio a construir, porque existe mucha incertidumbre de que, cuando se termine, se pueda contar con la escritura como para poder ser hipotecado. Cuando el crédito se pueda orientar a nuevas construcciones va a existir un enorme crecimiento del mercado de nuevas construcciones.

Compartí esta nota