ACCIÓN CASTEX

ACCIÓN CASTEX

Actualidad

El suburbano es la tendencia

Especialista en la venta y alquiler de inmuebles, y con más de 50 años de experiencia, se presenta como un equipo formado por profesionales con gran conocimiento del mercado de la periferia urbana

Aunque señala la necesidad de mejorar el proceso aprobatorio de nuevos emprendimientos inmobiliarios en la provincia de Buenos Aires y en algunos municipios, Esteban Edelstein Pernice, director y socio de la empresa, está convencido de que la demanda en el suburbano va seguir creciendo. 

¿Cuáles son las expectativas para el sector de countries y barrios privados para 2022? 

La elección de vivir en barrios cerrados viene creciendo en Argentina a partir de la construcción de las autopistas, en la década de los 90. Y es un fenómeno que se ha dado en todo el mundo. Las familias eligen mudarse al suburbano porque privilegian su calidad de vida, obtienen muchos más metros por el mismo precio, terreno propio, espacios verdes, tranquilidad y seguridad, posibilidad de practicar deportes, de contactarse con la naturaleza y además pueden vivir en comunidad y hacerse nuevos amigos.

La pandemia aceleró el proceso de toma de decisiones para migrar al suburbano, ya que se sumaron otros factores como la baja del costo de la construcción por las diferentes devaluaciones y la posibilidad de trabajar remotamente y que permite acudir menos días por semana a la empresa u oficina.

Estoy convencido de que la demanda en el suburbano va seguir creciendo, y lo relaciono a lo que explica Malcolm Gladwell en su libro The Tipping Point, en el que alude al punto de inflexión en la evolución de la demanda de ciertos productos en el mercado. Con el crecimiento orgánico se van logrando adeptos y penetración en el mercado hasta que la base de quien ha adaptado el producto es tan amplia al punto que el incremento en su uso se convierte en viral y se acelera.

Esto ocurre en nuestro mercado, ya que las personas que se mudaron a los suburbios son las que difunden y muestran las bondades y cambios que se produjeron en su calidad de vida, cuando invitan a sus familiares y amigos a pasar el día.

El problema no lo veo por el lado de la demanda, sino desde el lado de la oferta. La oferta es inelástica, y noto que no está creciendo al ritmo que la demanda, lo que inevitablemente va a terminar empujando los precios hacia arriba y generando frustración en los clientes que no podrán encontrar productos acordes a lo que están buscando o necesitando.

Esta dificultad en el crecimiento de la oferta está vinculada fundamentalmente con la necesidad y la oportunidad de mejorar el proceso aprobatorio de nuevos emprendimientos inmobiliarios en la provincia de Buenos Aires y en algunos municipios.

 En nuestro caso, tenemos al menos tres proyectos con tierra identificada e inversores interesados a la espera de las señales que brinden municipios y la provincia de Buenos Aires. Se trata de proyectos importantes y complejos, que pueden llegar a implicar 10 años de desarrollo e inversiones muy importantes.

No es una crítica al actual Gobierno, que heredó este problema de Gobiernos anteriores y tuvo que lidiar además con la pandemia. En mi opinión la provincia de Buenos Aires necesita un nuevo ordenamiento territorial que regule la aprobación de este tipo de emprendimientos.

 Más allá de la situación actual, soy optimista. Tengamos en cuenta que en un emprendimiento de estas características pueden trabajar fácilmente más de 1.000 personas, razón por la cual mejorar el proceso aprobatorio representará una enorme oportunidad de generación de empleo, más un muy importante crecimiento económico para la provincia junto a nuevos recursos fiscales, tanto municipales como provinciales.

Si tuviera que definir tres cambios fundamentales de los últimos dos años, en cuanto a la demanda de los clientes ¿cuáles serían?

–Teletrabajo: tuvo una enorme influencia en el desarrollo suburbano. Si bien fue impuesto por las circunstancias, la masividad que pronto alcanzó el trabajo remoto puso de manifiesto lo innecesario de afrontar largos viajes todos los días para llegar a la oficina. Se demostró que se podía ser productivo contando con un dispositivo y un buen servicio de internet.

El home office que impuso el aislamiento modificó definitivamente la manera en la que trabajamos y el modo híbrido que funciona ahora –que combina algunos días con presencialidad y el resto con trabajo remoto desde el domicilio– creo que llegó para quedarse.

YOLO: el acrónimo de “You Only Live Once”, que podríamos traducir como “Solo se vive una vez”. Un nuevo concepto que fue incluido en un artículo de New York Times en el que se mencionaba la YOLO Economy, que refiere a que cada vez más personas, aún en plena pandemia y con crisis económica, rechazaban la estabilidad laboral a cambio de trabajos con condiciones más flexibles o gratificantes. Los tiempos pandémicos y el  cansancio acumulado contribuyeron a que las personas decidieran vivir menos presionadas y eligieran trabajar de forma más relajada, incluso desdeñando puestos estables en importantes compañías.

El tema recurrente es el de no postergar más las decisiones y aprovechar el tiempo presente para vivirlo de la mejor manera posible. Casas Listas para Mudarse: de a poco vamos   notando que los clientes buscan una solución completa al momento de construir sus viviendas. Hay varias empresas que ofrecen un servicio con todo incluido. Así, el comprador no asume los riesgos que implica la construcción y puede contratar un producto terminado y a un precio cerrado en pesos, solo actualizado por inflación. En nuestro caso ofrecemos este servicio con nuestra empresa  Victoria Homes, una firma que está creciendo a partir de las referencias de nuestros clientes satisfechos. La casa se recibe terminada, “lista para mudarse”, preparada para instalarse en el momento. Se trata de viviendas de alta calidad, con excelentes detalles de terminación ya que trabajamos con proveedores reconocidos y utilizamos materiales de las mejores marcas.

Fuente: Revista Mercado

Compartí esta nota