ACCIÓN CASTEX

ACCIÓN CASTEX

Actualidad

La verdadera razón del boom inmobiliario en las zonas suburbanas

La gente, en su mayoría, busca mejorar su calidad de vida aferrándose al concepto “solo se vive una vez”

A partir de la pandemia, el suburbano ha sido uno de los mercados con mayor dinamismo y crecimiento, no solo en el país sino en todo el mundo. Cuando comenzaron a incrementarse fuertemente las consultas en 2020, la razón principal de este boom se debía a la masificación del tele-trabajo y a lo económico, como segundo factor en importancia: entendiendo que por la misma cantidad de dinero era posible mudarse desde un departamento en la ciudad a los suburbios, ganando más metros, ambientes, jardín y hasta piscina propia. Además, claro, de contar con la posibilidad de vivir en un entorno calmo y en conexión con la naturaleza y con una variada oferta de actividades deportivas, culturales y sociales para toda la familia.

En ese momento, la devaluación había sumado un aditamento adicional, y a pesar de que el dólar estuvo fijo y que el costo de la construcción -que había bajado mucho al comienzo de la pandemia- se incrementó bastante en estos últimos seis meses, se puede afirmar que todavía los costos de construcción de una casa hoy están un 40% más baratos que en 2017.

Pero como novedad, y después de todos estos meses transcurridos, hoy puedo afirmar que la principal causa de mudanza es un nuevo concepto que fue incluido en un artículo del New York Times en el que se mencionaba la YOLO Economy, sigla de la expresión “You Only Live Once”; y que podríamos traducir como “Solo se vive una vez”.


En el artículo se referían a la tendencia que mostraba que un número cada vez mayor de personas, aún en plena pandemia y con crisis económica, rechazaban la estabilidad laboral a cambio de trabajos con condiciones más flexibles o gratificantes.

Los tiempos pandémicos y el cansancio acumulado contribuyeron a que muchos decidieran vivir menos presionados y eligieran trabajar de forma más relajada, incluso desdeñando puestos estables en importantes compañías.

En relación con este movimiento, en Estados Unidos el fenómeno llamado la “Gran Renuncia” ostenta el récord de 4,3 millones de trabajadores estadounidenses(en una población de 331 millones de personas) que dejaron su empleo solo en agosto de este año, -según los últimos datos del Departamento de Trabajo de los EE. UU.-, y ha originado que muchas empresas estén enfrentando escasez de personal mientras millones de estadounidenses reevalúan sus opciones laborales.

Queda claro que pre-Covid se vivía para trabajar, pero ahora ese objetivo ha cambiado. Hoy en nuestras conversaciones con amigos y familiares es muy probable que, aunque no utilicemos la sigla YOLO, charlemos sobre nuestra necesidad de disfrute, sobre qué trabajo elegir, qué viaje emprender, o justamente, dónde y de qué manera vivir.

Queda claro que cambiaron las maneras de relacionarnos con nuestro hábitat y con el espacio que nos rodea. Advertimos internamente en la empresa que nuestros clientes repetían el mismo comentario, la decisión de abandonar la ciudad y mudarse a un barrio cerrado nació del replanteo surgido en pandemia: cómo vivir la vida de la mejor manera que se pudiera, ya que solo se vive una vez.

A partir de las circunstancias difíciles que todos estamos enfrentando, mucha gente comenzó a evaluar sus prioridades, decidió entonces no diferir más algunas decisiones y se dispuso a disfrutar el “aquí y ahora”. Claramente, esta nueva dinámica en juego nos forzó a revisar nuestras vidas, a cambiar de mentalidad y a valorar mucho más nuestro tiempo. Sin dudas, éste ha sido el gran motivo de este nuevo boom suburbano.

*El autor es Director de Castex

Fuente: La Nacion

Por: Esteban Edelstein Pernice

Compartí esta nota